1
En la fotografía, podréis observar cuatro puntas de hierro, cortadas y que sobresalen del suelo unos dos centímetros, ideal para que si algún niño o no tan niño, tropieza o cae encima, se lo clave en una pierna, en la cabeza, en la cara, o en cualquier otra parte del cuerpo, da igual.

¿Sería mucho pedir que se arrancase ó se hiciera desaparecer esta trampa del parque infantil? No entiendo cómo éstas cosas siguen pasando y se dejan ahí como si nada. Por favor, un poco de seriedad y lo poco que tenemos para deleite y disfrute de nuestros pequeños, ¡cuidémoslo! y tratemos de poner todos los medios para que no ocurran desgracias que luego vienen las lamentaciones.

infantesDIGITAL


Publicar un comentario en la entrada

Anónimo dijo... 25 de febrero de 2013, 23:45

Bueno, mi hija de 6 años se clavó hace 15 días un hierro del mallazo de encofrar que "PROTEGE" la nueva urbanización frente al Quevedo, no entiendo como se permite esto ni hasta cuando, aparte de la imagen que dá, el peligro que tiene y para lo poco que sirve....espero que alguien tome nota, pero lo dudo, ojala me equivoque.

 
Top