0
El pasado viernes, el Consejo de Ministros aprobó el nuevo Plan de Actuaciones prioritarias en materia de agua para las demarcaciones hidrográficas del Júcar, del Guadalquivir y del Tajo. El texto incluye una hoja de ruta de inversiones por valor de 124 millones de euros en los que Castilla-La Mancha aparece como la región más beneficiada del mismo, ya que acapara 74 millones de euros en actuaciones. Yde esos millones de euros, 20 irán destinados a la construcción de una presa en el Castillo de Montizón, y a la conversión en riego de una importante superficie en el Campo de Montiel. El nuevo plan del agua, al menos en la zona, sí que ha llovido a gusto de todos.

La presidenta del Gobierno regional, Dolores Cospedal, afirmó el mismo viernes que el plan servía para satisfacer «reivindicaciones históricas» de la región. Un día después, el sábado, la consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, aseguraba en Alcázar de San Juan que los 74 millones de euros que se destinaban a la región suponían «un logro histórico». El presidente provincial de Asaja, Florencio Rodríguez, reconoce también a La Tribuna que la conversión en regadío de una importante superficie de cultivo de olivar en el Campo de Montiel, así como la construcción de la presa, «ha sido siempre una de las reivindicaciones que ha hecho la organización en el último año», reivindicación que ahora se ha visto satisfecha.

Fuente: La Tribuna de Ciudad Real

 

Publicar un comentario

 
Top