0
Entrevista a Cynthia Clemente, la alumna con mejor nota de Selectividad de Castilla-La Mancha 2014

La alumna más brillante de Castilla-La Mancha sobre el papel (ha sacado un 13,925 sobre 14) y una de las mejores notas en la prueba de acceso a la universidad, la vieja ‘selectividad’, de toda España este 2014, es de Terrinches, acaba de cumplir 18 años, se llama Cynthia Clemente González y asegura que tiene por norma “no estudiar ni la noche antes ni la tarde anterior a un examen, a menos que vaya muy mal”. De lo contrario se pone nerviosa y eso es contraproducente para la concentración.

Cynthia, que está tan satisfecha como “sorprendida” (no esperaba una nota tan altísima, afirma) por sus espectaculares calificaciones explica que su secreto es la constancia. Un trabajo de cuatro horas diarias mínimo dedicadas al estudio, que compagina con otras aficiones entre las que ir de ‘botellón’ no es de sus favoritas: “Prefiero fiestas más pequeñas, en casa, y con pocos pero buenos amigos”, dice en esta entrevista telefónica en una descanso de las clases del carné de conducir, que quiere sacarse este verano.

Leer y escribir (su familia cuenta que lo hace muy bien, de hecho ganó un premio del Ministerio de Defensa ‘Carta a un militar español’), son otras de unas aficiones que podrá practicar más en un verano que, pese al cansancio del curso y la selectividad, no se imagina sin tocar un libro. “Tengo muchas lecturas pendientes, ‘La ladrona de libros’, de Markus Zusak; ‘El paciente’, de Juan Gómez, o a lo mejor lo intento con la saga ‘Canción de fuego y hielo’ de George R.R. Martín [las novelas en las que se basa la serie ‘Juego de tronos’]”.

También hace sus pinitos con la pintura y la música, “el Ayuntamiento de Terrinches organiza muchas actividades y he estado yendo a cursos de pintura y guitarra”, explica, para demostrar que los sacrificios también tienen su recompensa.

La mejor ha sido la de la nota final. Con matrícula en el instituto su 13,9 que muy pocos alumnos en España han superado no hecho más que abrirle puertas. Hace unos días estuvo en Toledo en un acto “muy familiar” en el que el consejero de Educación Marcial Marín le entregó el premio que la acredita como mejor nota de la prueba de acceso de este año, y además pudo incluso conversar con el rector de la universidad de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Collado, que la ha animado para que se quede a estudiar en la universidad regional. “Quiero estudiar bioquímica y tengo dos opciones, o Toledo o Granada, me gustaría quedarme en Castilla-La Mancha pero tengo peor combinación para desplazarme”, asegura.

Lo de la investigación lo dice con plena consciencia de que en estos momentos está muy mal en España, “pero si los jóvenes no nos animamos a investigar o a reivindicar que se haga no adelantamos nada”, explica. Se ve más como investigadora que como doctora, “la medicina me parece una responsabilidad muy grande”.

A Cynthia le gustaría dedicarse a la bioquímica en España, pero sabe que está más que difícil, que hay pocas ayudas y mucha competencia, por lo que está dispuesta a asumir que tendrá que irse al extranjero, “no me importaría, me gustan los idiomas, pero si pudiera elegir me quedaría aquí”. En cuanto a la política actual considera que maltrata a los jóvenes, “se les debería dar más oportunidades. Son los que tienen una mentalidad nueva y aportan un aire fresco, el futuro está en nuestra manos y si no podemos trabajar ni adquirir experiencia mal vamos. La educación y la cultura son lo que hace crecer a un país”.

Cynthia aprovecha para defender a su colectivo. “Se habla de la generación ‘nini’ que ni estudia ni trabaja, pero yo digo que hay de todo entre los jóvenes. Hay gente a la que no le gusta estudiar, pero como ha habido en todas las generaciones, y otros a los que sí. Yo tengo la suerte de moverme con un grupo de amigos y amigas a los que nos gusta estudiar”. En cuanto a si se dará algún capricho o lo harán sus padres por sus calificaciones lo tiene claro, “la nota ha sido el mejor regalo. Me abre las puertas para hacer lo que yo quería, ha sido un regalo grandísimo”. 

Una casa de aficionados a la lectura.-  Tomás Jesús Clemente, el padre de Cynthia, explica que no tiene estudios superiores como los que le va dar a su hija y espera darle a su otro hijo más pequeño, Rubén, de 13 años, también estudioso, pero señala que en su casa se lee y se valora la educación y la cultura. “A todos nos gusta leer, en mi casa siempre ha habido libros”.

La otra clave estaría fuera, “puedes tener muy buenas condiciones y un ambiente favorable para estudiar pero si no tienes buenos profesores... Nosotros estamos muy contentos porque mi hija los ha tenido en el instituto Francisco de Quevedo de Infantes. Los profesores influyen muchísimo”.

El padre de Cynthia refiere que no sólo su hija ha sacado buenas notas, “todo el curso ha tenido un nivel muy bueno. Los 63 del instituto que se han presentado a la selectividad han aprobado, hemos tenido mucha suerte”.

Lo peor ha sido “asumir los gastos del transporte escolar” (la educación no obligatoria no tiene ya transporte gratuito en Castilla-La Mancha y su hija ha tenido que hacer cada día dos viajes en autobús de más de treinta kilómetros desde Terrinches a Infantes costeados por la familia).

Fuente: Lanza Digital (Belén Rodríguez)


Publicar un comentario

 
Top