0
El pasado sábado 15 en La Trasteria del Estrecho de Villanueva de los infantes, tuvo lugar la presentación del libro “Incertidumbre mientras observo la vida” de la escritora, de orígen infanteño. María Hernán Gómez. En su primera obra publicada nos descubre la sencilla sabiduría de las pequeñas cosas cotidianas, a las que canta desde  la lucidez, a veces la rabia y sobre todo desde una desnuda y esperanzadora  energía.

Un grupo de cuatro lectores, Inés Hurtado, Mabel Mestre, Gonzalo Martínez y Esther Hernán, pusieron sus voces al servicio de las bellas y sabias palabras de la escritora, que compartió sonrisas y complicidad con un expectante y entusiasmado público. Enrique Bocigas a la guitarra,  acompañando los textos y también presentando sus propias composiciones, como “Himno a la dignidad” o “Morfeo”, convirtieron la tarde en un apasionante dialogo cultural y humano entre todos los presentes.

María Hernán Gómez nació en Madrid en 1977 y ha pasado la mayor parte de su vida en el Sector 3 de Getafe. En Villanueva de los infantes, pueblo de su familia materna, María ha escrito varios cuentos y relatos y siempre ha encontrado la inspiración y el aliento. Comenzó a estudiar Ciencias Físicas y después Óptica, aunque su verdadera pasión ha sido siempre la informática. También es una apasionada de la montaña, la nieve y en general, la aventura, los viajes y la música.  Es ávida lectora de Stephen Hawking , de Eduardo Punset y de Ricardo Santacreu . En el epilogo de “Incertidumbre mientras observo la vida”  destaca esta frase “ En mi mente soy libre” y en la suya nos lleva a bailar, a mirar, a oler,  a sentir las mañanas de la Mancha y mil y una sensaciones vivas que olvidamos , mientras creemos que vivimos.

Actualmente reside en Cubas de la Sagra y suele pasar temporadas en el Pirineo, en algún lugar “entre el Cinca y el Ara".
Muy joven desarrolló una enfermedad que, finalmente, la  ha dejado en una silla de ruedas. Lo que a su vez ha sido el motor para que María comenzase  a escribir y a recopilar sus reflexiones, poesías y relatos.  En ellos desnuda su visión del mundo mediante la honesta observación de la naturaleza y de los cambios en su cuerpo.

El libro nos habla desde las emociones, nos habla de un modo valiente, sincero y comprometido, de los detalles importantes de la vida, dejando siempre una puerta abierta al lector para que cada uno intervenga con cada reflexión, cuento o poema y sea capaz de observar las cosas con sus propios ojos.


Nos encontramos ante  una joven voz reflexiva, observadora y sensible que describe su entorno con la sencilla sabiduría de la belleza. De la mano de la música y las palabras nos sumergimos en la cadencia de los silabas, en la profundidad de los versos, en la voz que emociona.


Publicar un comentario

 
Top