0

Las calles y plazas de Villanueva de los Infantes eran testigo, junto a cientos de espectadores, de los últimos momentos de Don Quijote. Ayer tenía lugar el estreno de Réquiem por Alonso Quijano el Bueno, llamado comúnmente Don Quijote de la Mancha, un espectáculo al aire libre que ha sido diseñado para el escenario monumental de Villanueva de los Infantes.

En su regreso desde Barcelona, Don Quijote y Sancho ‘aterrizaban’ en la Plaza de la Fuente Vieja. Desde allí iniciaban un periplo por la calle Rey Juan Carlos en el que se fueron reencontrando con personajes tan dispares como Avellaneda, Teresa Panza, El Caballero de los Espejos o el Caballero de la Blanca Luna, entre otros. La Plaza Mayor acogía el encuentro entre Don Quijote y su amada Dulcinea, momentos antes de morir. El emblemático patio de La Alhóndiga se convertía en el mausoleo en el que Don Quijote, convertido ya en Alonso Quijano, descansaba por fin de la aventura más universal jamás contada.

Réquiem por Alonso Quijano es una iniciativa de la Plataforma Campo de Montiel-Origen del Quijote en colaboración con el consistorio infanteño a través de la Concejalía de Cultura y Turismo que coordina José Francisco Valverde, en la que han participado decenas de figurantes pertenecientes a diversos colectivos de la ciudad. Desde la organización quieren agradecer a todas las entidades, particulares y empresas, su colaboración para el desarrollo de esta iniciativa.

Medios materiales y humanos no se han escatimado para esta producción de David Vélez que pretende poner en valor el Campo de Montiel y Villanueva de los Infantes como escenarios quijotescos por excelencia. Un espectáculo de luz y sonido que sorprendió al público asistente y que ha sido incluido en el Programa de Artes Escénicas de CLM con motivo del IV Centenario de la publicación de la segunda parte del Quijote.

Gabinete de Prensa y Comunicación
M.I. Ayuntamiento de Villanueva de los Infantes
www.villanuevadelosinfantes.es

Publicar un comentario

 
Top