0

Como es costumbre en la jornada del 2 de mayo se produce la apertura de cruces y el encendido de hogueras con motivo de la fiesta de Cruces y Mayos de Villanueva de los Infantes. Se trata de una de las tradiciones más emblemáticas de la localidad, declarada de Interés Turístico Regional desde 1999. El pistoletazo de salida tenía lugar en la Cruz del Pueblo que se encuentra en el Patio de la Alhóndiga y que este año ha sido vestida por la Asociación de Viudas AVIN.

Esta fiesta permite visitar durante un día ermitas e iglesias que cuentan con un  horario restringido o que durante gran parte del año permanecen cerradas al público. El de las cruces es un recorrido turístico a la vez que un peregrinaje por rincones por los que no se suele transitar, y que gracias al buen tiempo, ha congregado por las calles de Villanueva de los Infantes a miles de personas. Turistas y lugareños que recorren la ciudad desde las 15 horas del día 2 hasta las 15 horas del día 3 al son de guitarras y bandurrias, escuchando el mayo o participando en las rondallas.

A lo largo de la tarde de ayer, el jurado responsable visitaba una por una las 25 cruces que se habían inscrito en el XL Concurso Local de Cruces, Ponche y Puñao 2015, siendo agasajados por sus ‘peanas’ con ponche y ‘puñao’. Variedad de estilos, ornamentos y mensajes son los que se han elegido para vestir las cruces. Después de una larga deliberación, los miembros del jurado llegaban al siguiente veredicto:

         El Primer Premio, galardonado con placa conmemorativa del Quijote y 650 euros, ha recaído en la Ermita de la Cruz Colorada , valorando especialmente el jurado aspectos como la tradición y la recuperación de la forma ancestral de vestir la cruz.
         El Segundo Premio ha sido para la Cruz de la Ermita de San Antón, que ha recibido placa conmemorativa del Quijote y la cantidad de 550 euros.
         El Tercer Premio, de 450 euros más placa conmemorativa del Quijote ha sido otorgado a la Cruz de la Ermita de Jesús en Pie.
         El Cuarto Premio, de 350 euros y diploma con Quijote ha recaído en la Cruz instalada en la Ermita de Jamila.
         El Quinto premio, 250 euros y diploma con Quijote, ha sido concedido a la Cruz de la Ermita de la Calle de los Nietos.
         Y por último, el Sexto premio de 200 euros y diploma con Quijote, se ha adjudicado a la Ermita Oratorio de Santo Tomasillo.


En cuanto al Premio especial al mejor Ponche ha recaído en la Cruz de la Iglesia del Corpus Cristi de las Monjas Franciscas, con un premio de 250 euros más diploma. El premio al mejor “Puñao” ha sido para la Cruz de la Tercia, recibiendo diploma y la cantidad de 250 euros. El Premio especial al Mejor Grupo de Peanas lo ha recibido la Ermita de la Cruz Verde con 150 euros y diploma Por último, Premio especial al mejor Pisto, lo ha obtenido la Cruz de la Ermita de San Miguel.

Tras la decisión del jurado, tanto la alcaldesa Carmen Mª Montalbán Martínez como el Concejal de Cultura, Festejos y Turismo José Francisco Valverde García fueron haciendo entrega de los premios por las distintas cruces galardonadas.

Por su parte, el Ayuntamiento ha subvencionado a todas las cruces que han permanecido abiertas al público este día festivo, siempre y cuando hayan mantenido la hoguera o “turro” encendido. Las que estaban inscritas recibirán una ayuda de 250 euros y las no inscritas o que no tengan puñao y ponche, recibirán la cantidad de 100 euros.

Gabinete de Prensa y Comunicación
M.I. Ayuntamiento de Villanueva de los Infantes

Publicar un comentario

 
Top