0

Por cuarto año  consecutivo, la puesta en escena del musical que este año reivindica la fantasía en el mundo de Peter Pan. Una propuesta educativa donde sus protagonistas juegan con la imaginación y el mundo interpretativo.

El público ha acudido  para disfrutar del espectáculo donde la música , la interpretación, los decorados y el trabajo en equipo son ingredientes que hacen que el auditorio de La Encarnación se llene durante los tres días que se ha representado esta obra.

El teatro constituye una de las actividades artísticas más completas del ser humano, como arte que propicia la comunicación y por su inmenso valor como instrumento educativo. El concepto de «teatro-educación» conforma un binomio que permite plantear interesantes reflexiones: cuando el teatro se relaciona con la educación, cambia su punto de vista y deja de preocuparse por la perfección artística del espectáculo para interesarse además por la experiencia de aprendizaje de sus jóvenes receptores. Las actividades teatrales deberían formar parte de la dinámica educativa. Sin ellas, la enseñanza puede perder una buena parte de la sensibilidad, de la comunicación y de la expresión que dan sentido al esfuerzo educativo.

Gracias a todos los que lo hacen posible.

Publicar un comentario

 
Top