0

El programa cultural “Campo de Montiel Abierto” celebró su primer fin de semana dedicado a la Edad Media con un gran éxito de participación en las distintas actividades organizadas para el sábado 26 y el domingo 27, que proponían una vuelta el Medievo a través de la visita de las numerosas iglesias repartidas por distintos municipios.

Los asistentes pudieron disfrutar en la ruta de las iglesias del inmenso patrimonio arquitectónico de esta comarca, que aspira a obtener la Declaración de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, recorriendo los templos de localidades como Villahermosa, La Solana, Membrilla, Torrenueva, Cózar o Villamanrique en la jornada del sábado.

Además, en Torrenueva, tras el recorrido por la Iglesia de Santiago el Mayor, un templo que fue levantado en el siglo XVI siguiendo el estilo gótico isabelino con una sola nave cubierta por bóvedas de crucería estrelladas, y que recibe su nombre debido a que esta población perteneció a la Encomienda Mayor de Castilla en el Campo de Montiel, dependiente de la Orden de Santiago, hubo también una actuación de la Asociación de Folclore “Los Alcores” en la Plaza Mayor.

Campo de Montiel, que celebrará hasta el 24 de octubre su tercera edición avalado por el éxito de las dos anteriores y con el mismo objetivo de poner en valor los principales recursos de la antigua comarca en la que Cervantes situó las primeras aventuras de su personaje más universal y cuyos actos se enmarcan en esta ocasión dentro de los actos conmemorativos del IV Centenario de la 2ª parte del Quijote, también programó para la jornada del sábado 26 un concierto de órgano en la Iglesia de Torre de Juan Abad.

Un concierto, patrocinado por la Consejería de Cultura de Castilla-La Mancha, en el que se llevó a cabo la presentación del disco “Aquesta divina unión”, que por primera vez recoge la unión de poesía y música de órgano en una grabación sonora. El disco ha sido grabado en el órgano histórico de Torre de Juan Abad por la declamadora Carmen Feito y el organista de las Celebraciones Litúrgicas del Santo Padre en la basílica de San Pedro del Vaticano y organista de la Capilla musical Pontificia “Sixtina”, Juan Paradell.

El fin de semana concluyó el domingo 27 con una ruta de senderismo arqueológico por los Molinos de la Encomienda de Montiel. Una ruta de 12,5 kilómetros de longitud y en la que el arqueólogo David Gallego explicó a todos los participantes los secretos del Castillo de la Estrella, la última fortaleza del Campo de Montiel que cayó en manos de la Orden de Santiago y uno de los tesoros patrimoniales de la comarca.

La Plataforma Campo de Montiel Histórico Origen del Quijote, con patrocinio de la Diputación de Ciudad Real, desarrollará hasta el 24 de octubre “Campo de Montiel Abierto 2015”, un programa con 58 citas culturales, 13 más que en la edición del año pasado, que se celebrarán en los 23 municipios de la comarca.

En “Campo de Montiel Abierto 2015” están implicados ayuntamientos y asociaciones de Albaladejo, Alcubillas, Alhambra, Almedina, Carrizosa, Castellar de Santiago, Cózar, Fuenllana, La Solana, Membrilla, Montiel, Ossa de Montiel, Puebla del Príncipe, Ruidera, San Carlos del Valle, Santa Cruz de los Cáñamos, Terrinches, Torre de Juan Abad, Torrenueva, Villahermosa, Villamanrique, Villanueva de la Fuente y Villanueva de los Infantes.

En las actividades programadas, se reivindica el protagonismo de esta comarca, a la que Cervantes cita en cinco ocasiones en El Quijote, destacando los trascendentales acontecimientos históricos que tuvieron lugar en esa tierra como fue la muerte de Pedro I el Cruel en Montiel y la implantación de la Orden de Santiago cuyas huellas están en todas las localidades de la comarca con imponentes iglesias como las de Villamanrique, Cózar, Villahermosa, Alcubillas, Castellar de Santiago, San Carlos del Valle o Torrenueva, algunas de ellas declaradas Bien de Interés Cultural (BIC).

Los extraordinarios órganos de las iglesias de Torre de Juan Abad, de reconocida importancia europea, Villahermosa y Terrinches o los vestigios de la presencia romana y de la dominación árabe, así como el impresionante legado arquitectónico del Siglo de Oro en Villanueva de los Infantes, que se configuraría entonces como cabeza de partido, son dignos de destacar también.

Del mismo modo, el programa también rinde tributo a las grandes figuras de la literatura relacionadas con la comarca, como Jorge Manrique, o Francisco de Quevedo; a las de las Bellas Artes, como el discípulo de Leonardo da Vinci, Fernando Yáñez de la Almedina; o del humanismo, donde destaca Bartolomé Jiménez Patón, buen amigo de Quevedo y de Lope de Vega, nacido en Almedina y que desarrolló su cátedra en Villanueva de los Infantes, donde aún perdura el edificio donde daba clases denominado “Casa de los Estudios”. (Fuente: La Comarca de Puertollano)

Publicar un comentario

 
Top