0


La Fiscalía pide la máxima pena para un hombre por un presunto delito relativo a la protección de la fauna, concretamente por la muerte de un lince ibérico en el término de Villanueva de los Infantes. A día de hoy, según ha informado a este diario la fiscal delegada de Medio Ambiente, Isabel Gómez, hay tres casos por matar linces ibéricos, uno de ellos está judicializado y pendiente de enjuiciamiento tras haber formulado escrito de acusación el Ministerio Público y solicitado apertura de juicio oral. En este caso se pide una pena que supera los dos años de cárcel. Los hechos se remontan al pasado mes de octubre y el acusado es un hombre que gestionaba un recurso cinegético, una finca de la demarcación de Villanueva de los Infantes.

Los otros dos casos abiertos por dar muerte a linces ibéricos están en trámite, sin que aún se haya formulado escrito de acusación, pero se ha incoado el procedimiento y practicado las diligencias.
El lince ibérico está considerado el felino en mayor peligro de extinción del planeta y, por ello, está incluido en el catálogo nacional de especies amenazadas.

Águilas imperiales. La Fiscalía también pide la máxima condena (dos años y tres meses de cárcel) para un hombre por la muerte de seis águilas imperiales en el coto de la Encomienda de Mudela, dentro del término municipal de Viso del Marqués. Ocurrió en enero de 2012, el procedimiento se inició ese año y la Fiscalía formuló acusación contra la persona que regentaba la explotación ganadera por envenenar presuntamente a seis águilas imperiales.

Es escrito de acusación se presentó un año después contra esta persona, indica la fiscal quien explica que el procedimiento lleva su tiempo. Tras recibirse la denuncia, se procede a incoar el procedimiento, se tramita y finalmente el fiscal formula el escrito de acusación. En este caso también pide dos años y tres meses de prisión por la gravedad del hecho.

Siempre que la Fiscalía tiene conocimiento de la noticia criminis interviene de oficio. En este sentido, la todavía fiscal delegada de Medio Ambiente (dentro de unos días tomara posesión como fiscal jefe de Cuenca) recuerda otros casos de maltrato animal de cierta repercusión, como el de una persona que tenía una jauría de perros en Daimiel «en condiciones lamentables», prácticamente los dejó morir de hambre.

También en el partido judicial de Daimiel recientemente han sido juzgadas varias personas por agredir hasta la muerte a un caballo de pura sangre. Los encausados, que están pendientes de ser sentenciados, se enfrentan a dos años de cárcel cada uno. Según la fiscal, provocaron al animal varios cortes, unas heridas «tremendas» que le causaron la muerte.

Fuente: La Tribuna de Ciudad Real

Publicar un comentario

 
Top