0
Elena tiene tres años, la vida le sorprendió con un tumor cerebral y a consecuencia de ello apareció el síndrome de West.

Este síndrome, que le debe el nombre al hijo de su descubridor, hace que el cerebro de Elena tenga frecuentes crisis epilépticas, provocando un deterioro en su evolución, física y psíquica.

Pero sabemos que los últimos avances en Neurociencia y sobre estimulación sensorial, hacen que el cerebro avance y se suplan las lagunas que las crisis provocan.

Por ello, apostamos por trabajar lo máximo su estimulación, “sabemos que es un reto difícil y complicado, pero más difícil es perder la ilusión por los sueños cuando se es niño”.

Toda la comunidad educativa (que somos todos…) queremos ofrecerle los máximos recursos para favorecer su progreso:

-Facilitándole una silla adaptada para el aula (con el máximo de accesorios para su aprendizaje)
-Trabajar terapias alternativas (Fisioterapia, Musicoterapia, Hipoterapia, Hidroterapia,…)

Y cuantos crean necesarios y recomienden los especialistas que trabajan con Elena (clínicos y educativos), además del coste que llevan sus terapias y tratamientos médicos, que no pueden ser asumibles por la administración.

Llegaremos donde podamos, teniendo en cuenta, además, que estos recursos estarán al servicio de toda la comunidad, eliminando barreras y facilitando una educación inclusiva.


PLATAFORMA SOÑANDO JUNTO A ELENA

Publicar un comentario

 
Top