0

Decido incidir en el empeño que es éste hermoso lugar, La Villa Nueva de los Infantes, deudora de la luz y de la piedra; digo que sus calles, palacios, iglesias, universidades, blasones, galerías y alféizares, fueron testigos de la grande cultura en un tiempo glorioso y de alto trajín histórico también...

Los claustros del Santo Domingo os esperan; los poetas afilan las palabras y don Francisco bruñe sus espuelas.

                              ¡¡En esta Orden Literaria sois bienvenidos!!

Publicar un comentario

 
Top