0

El convento de Santo Domingo de Villanueva de los Infantes se transformará en una hospedería de cuatro estrellas y contará con unas 35 habitaciones, donde los visitantes de la localidad podrán alojarse para visitar esta localidad del Siglo de Oro y sus alrededores.

Si todo va bien, a mediados de 2018 comenzarán las obras de rehabilitación del convento, ha declarado Antonio Ruíz, alcalde de Villanueva de los Infantes.

Se realizará una rehabilitación total del inmueble para adaptarlo a un hotel de 35 habitaciones -unas 80 plazas hoteleras-, así como la adecuación de las zonas comunes y la construcción de una piscina y un aparcamiento en un solar anexo al convento.

El edificio, fundado en 1526 y que albergó en sus muros a los frailes Dominicos, fue desamortizado en 1844 por el ministro Mendizábal -a excepción de la iglesia- y pasó a ser propiedad del Ayuntamiento de Villanueva de los Infantes. El alcalde de la localidad ha avanzado que para su rehabilitación se destinarán “algo más de dos millones de euros” y la inversión será público-privada.

“La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha deberá sacar un reglamento que diga cómo se debe de realizar esta inversión y a su vez buscar un inversor privado, a través de un concurso, para quedarse con la gestión de la hospedería determinado número de años”, ha indicado Ruiz Lucas.
Uno de los primeros pasos en darse será elaborar un documento para que la cesión del inmueble a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha sea “en las condiciones que a nosotros nos interesa”, pues el edificio alberga la celda donde murió Quevedo, que se mantiene tal y como estaba en el Siglo XVII, y “queremos que los turistas sigan visitándola”, asegura el primer edil.
Será un revulsivo para la ciudad pues no será dormir como en un hotel convencional, sino en el lugar donde murió Don Francisco de Quevedo y Villegas.

Publicar un comentario

 
Top