0


Por fin llegó el esperado viaje, esa excursión a la que todos los alumnos al empezar una nueva etapa, la ESO, estamos deseando alcanzar.

Cada uno de los adolescentes que formamos parte de esta generación nos creamos unas expectativas; que gracias a la ayuda de los profesores que lo hacen posible, logramos superar.

Y…después de un largo tiempo de preparación durante el cual nuestras ganas de tomar ese autobús que nos conduciría a nuestro destino iban en aumento de manera simultánea a la desesperación de la profesora encargada de organizar el viaje (Sonia Villalta Márquez) ,al fin llegó el día.

Tras largas horas de viaje en las que muchos no dormimos por los nervios y el deseo de poder dar comienzo a nuestra semana en Andorra, llegamos al lugar.

El primer día fue un poco más tranquilo al resto, ya que la actividad que realizamos previamente a distribuir las habitaciones en el hotel, fue esquí de fondo.
Después de establecernos en el hotel nos dispusimos a alquilar el material que necesitaríamos para los siguientes días realizar el esquí.

El segundo día pudimos disfrutar de las primeras clases de esquí en las pistas de Arinsal a las cuales llegábamos a través del teleférico que se situaba cerca de nuestro hotel, este fue un día agotador ya que la gran mayoría era la primera vez que esquiábamos y no sabíamos nada sobre este deporte. Por la tarde, nos dirigimos a Andorra para pasar allí la tarde de compras y finalizamos el día cenando en el hotel.

El tercer día fue algo más relajado ya que después de dar las clases de esquí ,por la tarde fuimos al balneario en Caldea con el cual nos quedamos fascinados al ver las instalaciones tan increíbles que posee ,y después de una tarde de relax volvimos a pasar la noche a nuestro hotel.

El cuarto día, nos dispusimos a dar nuestra clase de esquí diaria y después de comer tuvimos la tarde libre, la cual aprovechamos para comprar los detalles de la excursión que les trajimos a nuestros familiares en las tiendas de las que disponíamos cerca del hotel. Y esa noche, nos fuimos a una discoteca a Andorra (La Sal) en la que pasamos un buen rato entre bailes y risas.


El quinto día, a expensas de que ya pronto iba a finalizar nuestra semana aprovechamos al máximo de nuestras últimas clases de esquí en las que ya casi todos esquiábamos más o menos bien. Esa noche ya que era la última que pasaríamos en el hotel realizamos una fiesta para ‘‘despedirnos del viaje’’.

Y el sexto y último, por desgracia, volvimos a repetir las compras en Andorra, como dicen…se acaba como se empieza. Y después de gastarnos el dinero que nos habían dado nuestros padres, emprendimos el camino de regreso a nuestros hogares para retomar nuestro día a día, después de pasar una semana con una experiencia inolvidable para todos.

Esta actividad está enmarcada en el Programa de Actividades Extracurriculares del Proyecto Escolar Saludable del centro. Por segundo año consecutivo, el IES Francisco de Quevedo de Villanueva de los Infantes está desarrollando actuaciones en el ámbito de la salud y promoción de estilos de vida activa y saludable dirigida a toda la comunidad educativa de nuestro centro (alumnos, padres, personal docente y no docente).

Sandra Mendoza Martínez
Alumna de 4ºA
IES Francisco de Quevedo

Publicar un comentario

 
Top