0

Las obras de rehabilitación y adaptación a los parámetros que exige la norma podrían comenzar el próximo año
El Convento de Santo Domingo de Infantes es uno de los inmuebles que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha quiere incorporar a la Red de Hospederías en 2020. Así lo ha declarado el portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando, quien ha señalado que “desde la Junta de Comunidades tenemos el objetivo de promover al menos un alojamiento de titularidad pública por provincia. En estos momentos, tenemos los tres primeros proyectos que, previsiblemente, podrían comenzar las obras de rehabilitación y adaptación a los parámetros que exige la norma el próximo año, e incorporarse a la Red en 2020. Son ‘La Real Fábrica de Paños’ de Brihuega, en la provincia de Guadalajara; el convento de ‘Santo Domingo’ en Villanueva de los Infantes (Ciudad Real) y ‘La Real Fábrica de Bronces’ de Riópar, en Albacete. Tres inmuebles únicos, singulares y en zonas con un alto valor turístico”.
La idea es que el convento de Santo Domingo de Villanueva de los Infantes se transforme en una hospedería de cuatro estrellas con unas 35 habitaciones, donde los visitantes podrán alojarse para visitar esta localidad del Siglo de Oro y sus alrededores.
El Consejo de Gobierno ha dado luz verde al Decreto para la creación y regulación de la Red de Hospederías de Castilla-La Mancha como símbolo distintivo de calidad de una red de alojamientos singulares y de excelencia.
Los establecimientos interesados en formar parte de esta nueva iniciativa turística deberán estar inscritos como hotel y tener una clasificación mínima en la categoría de tres estrellas, de acuerdo a la normativa vigente en la región en materia de alojamiento hotelero.
Además, el hotel deberá estar situado en un inmueble de interés patrimonial y en un entorno paisajístico, monumental o natural privilegiado, cumpliendo con determinados parámetros de calidad.
Hernando ha explicado que las hospederías tendrán carácter y aspecto castellano-manchego, además de llevar todas la misma placa identificativa. Éstas podrán ser de titularidad pública o privada y se integrarán de modo voluntario en la Red, siendo la misma el conjunto de Hospederías de Castilla-La Mancha.
Asimismo, se establecerá una comisión de seguimiento para garantizar su perfecto funcionamiento, así como para analizar propuestas que pudieran surgir y resolver dudas de los gestores de dichos establecimientos.
En cuanto al presupuesto, el establecimiento asumirá el coste de adaptar su hotel a los requisitos y exigencias de la normativa que crea y regula la red, y la Junta de Comunidades se encargará de su promoción como alojamientos singulares representativos de la cultura castellano-manchega.
El portavoz ha avanzado que el Gobierno regional espera poder incorporar los primeros establecimientos de carácter privado a partir del mes de septiembre, tras una labor de difusión de los requisitos para adherirse que se desarrollará durante el verano y la evaluación de aquellas empresas que quieran formar parte de esta Red de Hospederías.
“Uno de los objetivos de este proyecto es también servir de revulsivo y de elemento dinamizador y de generación de riqueza en zonas con un gran potencial turístico, que todavía está por explotar”, impulsando un modelo productivo distinto que además permita combatir el fenómeno de la despoblación.
A juicio de Hernando, esta Red es, asimismo, “una herramienta muy potente para, como sociedad, aprovechar inmuebles y patrimonio que hoy en día está en desuso y que, con una rehabilitación especial, dándoles este nuevo uso ligado al turismo, vamos a conseguir que se conserven adecuadamente, protegiendo el patrimonio cultural colectivo de Castilla-La Mancha”.

Publicar un comentario

 
Top